Un ‘Pentecostés Hispano’ en Vineland

Con la alegría, alabanzas y agradecimientos característicos de su fe, los Católicos Hispanos de la Diócesis de Camden se congregaron en Vineland, en la Parroquia de la Divina Misericordia, el 6 de octubre para la celebración “Creando una Cultura de Encuentro.”

Más de 900 personas vinieron a la Parroquia de la Divina Misericordia, Vineland, el 6 de octubre, para la Celebración Diocesana Hispana. El tema del evento anual, la celebración Hispana más grande en la Diócesis de Camden, fue Creando una Cultura de Encuentro.

El Obispo Dennis Sullivan celebra la Misa.

El evento, que es la celebración anual más grande de Católicos Hispanos en la diócesis, atrajo a más de 900 personas.

Ellos alabaron como una sola fami-lia, aunque representan una rica va-riedad de culturas Latinas. Los participantes representaron a las 23 parroquias con ministerio Hispano y cuatro movimientos eclesiales (Renovación Carismática, El Camino, Emaús, Juan XXIII) de la diócesis.

Muchos participantes se vistieron con atuendos nativos que representaban a sus 21 orígenes latinoamericanos y caribeños, pero su fe común era evidente mientras procesionaban juntos a la mesa del Señor durante una celebración Eucarística presidida por el Obispo Dennis Sullivan.

Un concierto y una fiesta tuvieron lugar en el salón parroquial después de la liturgia.

A la derecha, Andrés Arango, Delegado del Obispo para el Ministerio Hispano. Fotos por Alan M. Dumoff

Lucía y Ricardo Luzondo, los coanfitriones del programa de EWTN “Creados para Amar”, entretuvieron a los fieles con una presentación dinámica.

“Esta fue una hermosa celebración, mostrando la unidad de la Comunidad Hispana de la Diócesis de Camden”, dijo Andrés Arango, Delegado del Obispo para el Ministerio Hispano.

Algunas de las voces vibrantes de la Misa fueron de miembros del ministerio Hispano de la Catedral de la Inmaculada Concepción de Camden, cuyo rector, el Padre John Fisher, calificó el día como un “Pentecostés Hispano”.

“Celebramos el don del Espíritu que es la iglesia Latina”, dijo. “Todos los reunidos tenían un tremendo orgullo en su parroquia y en su herencia”.

Los fieles fueron consolados, dijo el Padre Fisher, por las palabras del obispo, quien los instó a no perder la esperanza en un momento de “oscuridad” e incertidumbre para la comunidad Hispana.

“Dios está con nosotros”, dijo el Padre Fisher.

“Él no nos ha abandonado, y nunca lo hará”.